HIPERHIDROSIS

La hiperhidrosis es un exceso de sudoración que se localiza generalmente en axilas, palmas de las manos y plantas de los pies. A veces puede darse en otras zonas del cuerpo como la cabeza y el rostro.

La toxina botulínica, más conocida como Botox®,  es la única solución no quirúrgica para eliminar el exceso de actividad de las glándulas sudoríparas de manera temporal que reduce significativamente el sudor en la zona tratada.

Es un tratamiento bien tolerado, seguro y de gran eficacia que mejora la calidad de vida del paciente.
La disminución del sudor empieza a notarse al cabo de dos o tres días de manera progresiva y puede durar entre cuatro meses y un año, dependiendo de las características particulares de cada caso.

En Clínica XanderMed contamos con productos de la mejor calidad, y profesionales altamente cualificados para tratamientos con Toxina Botulínica de Tipo A.