BRUXISMO

El bruxismo puede ser diurno o nocturno y afecta a un porcentaje importante de la población, y se conoce más comúnmente por el hábito de rechinar y apretar los dientes de forma inconsciente y no funcional.
Las causas del bruxismo pueden ser varias, desde factores funcionales como una mala mordida, hasta emocionales como es el caso del estrés, la ansiedad y la depresión,que son capaces de desencadenar dolor facial, dolor mandibular, problemas de articulación, dolor de cuello, dolor de oído, etc. Todo ello afecta negativamente a la calidad de vida de quien lo padece.

La aplicación de la toxina botulínica tipo A, más conocida como bótox, en los músculos masticadores ha demostrado ser una excelente herramienta para combatir las alteraciones del bruxismo. La toxina es un potente relajante muscular local que actúa por un amplio periodo de tiempo (3 a 6 meses), relajando los músculos masticadores afectados, sin producir efectos secundarios.

En Clínica XanderMed contamos con productos de la mejor calidad, y profesionales altamente cualificados para tratamientos con Toxina Botulínica de Tipo A.